El acceso a los Servicios no tiene porqué requerir el registro previo de los usuarios y en ambos casos, una vez acepten las Condiciones Generales, pasando a ser considerados como Clientes .

El identificador del Cliente estará compuesto por su dirección de correo electrónico y una contraseña. Para el acceso a la cuenta propia del Cliente, será necesario la inclusión de este identificador, así como de una contraseña que deberá ser validado por un sistema de detección de contraseñas débiles.

El uso de la contraseña es personal e intransferible, no estando permitida la cesión, ni siquiera temporal, a terceros. En tal sentido, el Cliente se compromete a hacer un uso diligente y a mantener en secreto la misma, asumiendo toda responsabilidad por las consecuencias de su divulgación a terceros.

En el supuesto de que el Cliente conozca o sospeche del uso de su contraseña por terceros, deberá modificar la misma de forma inmediata, en el modo en que se recoge en el Sitio Web o en su defecto, ponerse en contacto con nosotros para que su contraseña sea restablecida.